Casa manifiesto | Arqueología de la modernidad. La persistencia de las ideas parte de una investigación realizada por Lucía Villers, Juan José Kochen y Alberto Odériz en torno a la primera casa funcionalista en México, construida por Juan O’Gorman y que actualmente es parte de este museo. Construida entre 1929 y 1931, constituyó el laboratorio experimental de la habitación moderna.

 

Posteriormente la investigación decantó en un proyecto expositivo premiado con el segundo lugar en el Pabellón de México para la Exposición Internacional de la Bienal de Venecia de 2014 y mención honorífica en la IX Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo, en la categoría de trabajos de investigación. Fue publicado en la revista Arquine y se presentó en la galería José Luis Benlliure de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México  y en  el Instituto Politécnico Nacional.

 

Con lo anterior, a manera de un trabajo arqueológico que rescate la modernidad arquitectónica, la exposición toma diferentes elementos compositivos de la casa O’Gorman para explicar por qué es un manifiesto de la modernidad, resaltando así su valor original. 

Casa manifiesto | Arqueología de la modernidad. La persistencia de las ideas podrá disfrutarse del 10 de agosto al 29 de octubre de 2017.

 

Cristina Kahlo. Lo concreto. Fotografía arquitectónica y abstracta ofrece una perspectiva particular de la arquitectura como tema de indagación fotográfica y pone énfasis en una serie de inmuebles que no están representados de manera explícita, pero se mantienen presentes por medio de encuadres fotográficos.

 

Por otra parte, un número considerable de imágenes corresponden a múltiples objetos, formas, elementos y composiciones que se insertan dentro del abstraccionismo fotográfico y tienen la intención de presentar fragmentos no reconocibles a primera vista y, en este sentido, proponen reinterpretar lo que observamos.

 

Cristina Kahlo. Lo concreto. Fotografía arquitectónica y abstracta plantea una intersección de significados que están relacionados con el concreto como material de construcción, pero también con el concepto de lo particular. Tal es el caso del abstraccionismo implícito en el grupo de fotografías que, cargadas de su propia singularidad, transforman los detalles en imágenes sorprendentes.

 

A través de cinco núcleos temáticos, el guion curatorial propone a los espectadores un recorrido por líneas geométricas reconocibles (círculos, curvas, triángulos y cuadrados) que, a su vez, ofrecen una manera distinta de interpretar la geometría hallada en los objetos cotidianos o la arquitectura que habitamos. La muestra está conformada por un conjunto de imágenes capturadas en México, Estados Unidos, Italia, Alemania, Francia, Inglaterra, Suiza, Turquía y China, entre otros países.

 

Cristina Kahlo. Lo concreto. Fotografía arquitectónica y abstracta, conformada por 89 obras entre fotografías, instalaciones y libros, estará abierta al público hasta el 29 de octubre.